C/ Fernán González 43, 28009 Madrid 91 574 40 35
Close
¡Oferta! DESFIBRILADOR PHILIPS HEARTSTART HS1

DESFIBRILADOR PHILIPS HEARTSTART HS1

Nuevo

El desfibrilador HeartStart HS1 está diseñado con una tecnología innovadora, basada en numerosas investigaciones y testimonios de usuarios, que ha permitido crear un desfibrilador de muy fácil manejo para salvar la vida a cualquier persona víctima de un paro cardiaco repentino.

Con un diseño pequeño y ligero, tan solo 1,5 kg de peso, se puede colocar sin problemas junto a la víctima.

Más detalles

1 560,90 € I.V.A Inc.

Más información

Gracias a sus instrucciones de voz claras y concisas, el desfibrilador HS1 le guía durante todo el proceso de desfibrilación, y adapta dichas instrucciones al ritmo del usuario para que no le resulte ni demasiado rápido ni demasiado lento. Asimismo, el desfibrilador también recuerda al usuario la necesidad de avisar a los servicios de emergencias médicas. Las instrucciones personalizadas sobre la RCP ayudan al usuario a recordar su formación y a calmar los nervios que crean este tipo de situaciones.

  • Siempre disponible. El proceso de fabricación de todos los desfibriladores incluye un test de 120 puntos antes de salir de fábrica. En funcionamiento, realiza tests automáticos a diario, en lugar de semanalmente. En total se hacen más de 80 tests diferentes. También realiza un test de disponibilidad de los electrodos.
  • Eficaz. La terapia eléctrica administrada por el HeartStart HS1 es la más probada en el mercado. Más de 40 estudios lo confirman. La terapia de Philips, que consiste en una corriente máxima y un nivel bajo de energía, garantiza una dosis de desfibrilación potente y, al mismo tiempo, minimiza los efectos secundarios, que pueden resultar fatales para un corazón débil. Por ello, el HeartStart HS1 puede administrar la terapia más potente desde la primera descarga.
  • Aproveche al máximo la RCP. Estudios recientes demuestran que una RCP eficaz constituye un factor muy importante para la supervivencia en víctimas de paro cardiaco. Sin embargo, sus beneficios se disipan en cuestión de segundos. Por ello, es fundamental administrar una descarga justamente después de las compresiones torácicas. La función Quick Shock administra la terapia en solo 8 segundos (en circunstancias normales) tras las compresiones torácicas. Otros dispositivos pueden tardar entre 2 y 3 veces más, lo que reduce la posibilidad de éxito en el tratamiento y de supervivencia.

Otros productos en la misma categoría:

Close